Alma Negra Orange: un vino naranja sumamente versátil

     Domaine Alma Negra -bodega que antes formaba parte de Ernesto Catena Vineyards- insiste en elaborar un vino naranja, que en esta su segunda añada ofrece una versión mucho más elegante y mejor lograda. Alma Negra Orange, nuevo nombre de la etiqueta, es un vino seco, súper versatil: juega cómodo en el lugar del aperitivo al mismo tiempo que ofrece un costado gastronómico muy interesante.
     De su elaboración es poco lo que se sabe. Como suele hacer Alma Negra, las variedades utilizadas en su elaboración no han sido dadas a conocer. Sí se sabe que el vino ha tenido una crianza de 9 meses en barrica en contacto con pieles (lo que aporta el color), y que el resultado tiene 14,5% de alcohol y 2,3 gramos de azúcar residual.
     Color damasco profundo, sus aromas son austeros: damasco y flores blancas. En boca tiene una entrada seca, que contrasta con la dulzura de fruta de sus sabores: de nuevo, damasco, pero también durazno y frutas secas. Buena acidez, paso ligero por boca y un final fresco.

La fórmula detrás de un emblemático vino de lujo

(Publiqué esta nota en el suplemento Sábado del diario La Nación)

     LAS COMPUERTAS, Mendoza.– Lo que primero se ve desde el deck de Cheval des Andes es el prolijo y cuidado césped de la cancha de polo. Detrás –no hace falta forzar la vista– asoman las hileras de vides de petit verdot, que en estos días de otoño lucen colores entre cobrizos y marrones claros. Basta dar la vuelta al deck para, en dirección contraria, avistar los viñedos de cabernet sauvigon; aunque si uno quiere dar con las añosas vides de malbec la vista no alcanza: hay que bajar del deck, cruzar la cancha de polo, las oficinas del equipo de enología y una angosta calle de tierra. Son estas 33 hectáreas –las que se ven y las que no desde el lujoso deck con cava subterránea de la bodega– las que dan vida a uno de los vinos de alta gama más emblemáticos de la Argentina.
     Apodado “el gran cru de los Andes”, Cheval des Andes es fruto de la alianza entre Terrazas de los Andes y el clásico château de Saint-Émilion Cheval Blanc. Complejidad en lugar de intensidad en nariz, equilibrio en vez de potencia en boca, así define Lorenzo Pasquini, enólogo de la bodega, la identidad de Cheval des Andes. O, dicho de otra forma, la fórmula detrás de un vino de lujo. “Es un vino que busca presentar el terroir mendocino con un enfoque muy específico, que está puesto sobre el potencial de guarda, que es la capacidad del vino de envejecer, pero siempre pareciendo más joven que su edad real –explica–. Luego está el enfoque que hace hincapié en la elegancia, que para nosotros se traduce en el equilibrio que prima por sobre la potencia”.
     La cosecha 2013, cuya presentación en sociedad es la que nos ha traído en este frío otoño a Las Compuertas, es fiel reflejo de esta idea. Cuenta Lorenzo que 2013 fue el último año típico mendocino –caluroso y seco, distante de los años lluviosos y más frescos que vendrían a continuación–, y aún así este Cheval des Andes logra mantener la elegancia de añadas anteriores: la madurez y la profundidad de la fruta se expresan a través de la complejidad, de las distintas capas de aromas y sabores. Quienes jueguen a servir en las copas un 2012 y un 2013 en busca de diferencias hallarán los signos de los contrastes climáticos, pero aún así notarán el hilo conductor que nace en su primera añada, la 1999, y llega al día de hoy.
     “Para nosotros es muy importante que cada añada de cheval represente el año en que se hizo. Que haya una variabilidad año tras año en el vino es lo que permite que pueda contar una historia”, sostiene Lorenzo, y en esa definición aporta otro de los elementos que en su visión hacen a un vino de alta gama: “Como todo producto de alta gama, el vino también tiene que contar una historia. Cuando tomo un vino ícono lo que espero es justamente que me cuente una historia sobre un lugar, sobre una persona, una visión, un estilo, un año”.
     Buenos vinos, grandes vinos, hay muchos y en distintos rangos de precios. Sin embargo, algo más que calidad es lo que ofrece toda etiqueta que, como el Cheval des Andes 2013, se encuentra en la vinoteca a 1440 pesos. Cuesta encontrar argumentos objetivos para desembolsar ese dinero por una botella de 750 ml, pero aún así hay algo intangible detrás de todo vino de alta gama que convence sin mucho esfuerzo al enófilo de que su decisión de pagar ese precio es incuestionable.
     No son argumentos técnicos los que deciden la compra de un ícono. Lorenzo nos explicará la necesidad de escalonar la cosecha del malbec en seis instancias diferentes para obtener y combinar las distintas expresiones de esta cepa; de la importancia del manejo preciso del riego en el cabernet sauvignon; o de la importancia de hallar el suelo más adecuado para que el petit verdot exprese toda su complejidad.
     Pero aunque todo eso permite explicar la naturaleza de este blend, nada de eso entra en juego cuando el amante del vino se para delante de la góndola y mira esa etiqueta despojada, austera, y reconoce en ella la historia de un vino que nace de vides plantadas en 1929 cuyos frutos cuentan la historia de cómo el terruño mendocino es capaz de expresar un ideal de elegancia y complejidad.

La nota original publicada en La Nación se encuentra en el siguiente link: http://www.lanacion.com.ar/2027701-la-formula-detras-de-un-emblematico-vino-de-lujo

En mayo, miércoles de ron Zacapa 23 en Pony Line

     ¡Atentos que quedan pocas fechas! Los restantes miércoles de mayo serán los días en que Pony Line, el bar del Four Seasons Buenos Aires, ofrecerá una carta especial basada en el ron guatemalteco Zacapa 23. Quienes asistan podrán disfruta de tres originales cockails creados por el equipo de bartenders del bar. Estos son “El canto del Quetzal”, elaborado con Zacapa 23, Barolo Chinato (un vino aromatizado oriundo del Piamonte) y melaza de granada; “Santería”, con Zacapa 23, ron ahumado, almíbar de miel de caña y jengibre, guayaba y vainilla; y “Ron fashioned”, con Zacapa 23, azúcar y bitter de cacao.
     La carta ofrecerá también la posibilidad de disfrutar del “servicio perfecto” con Zacapa 23, que consiste en una medida de ron con hielo acompañado por chocolate 85% cacao. Zacapa 23 es elaborado a partir de una mezcla de rones cuyo añejamiento oscila entre los 6 y los 23 años, y es realizado en tres tipos diferentes de barricas (whisky, jerez y vino) en un sistema de solera. Se elabora con miel virgen de caña, no con melaza.

Facet, la nueva edición limitad de vodka Absolut

     La botella azul francia, con un diseño asimétrico y facetado, y bordes redondeados, imita a una piedra preciosa y es la presentación de Facet, la nueva edición limitada del vodka sueco Absolut, ideal para los coleccionistas de la marca o para los que quieren algo "nuevo" para regalar y sorprender.
     "Con la botella de edición limitada de Absolut Facet, queremos celebrar lo inesperado y motivar a la gente a estar abierta para sumarse a planes distintos, novedosos y fuera de la zona de confort habitual. Creemos que las mejores noches son las que ocurren sin planearse, de forma espontánea y con miles de variaciones en el camino", comentó Alejandro Chaín, gerente de Marketing de White Spirits de Pernod Ricard.
     Su precio de venta sugerido es de 440 pesos.